En pleno año Cervantes, lleno de novedades literarias,  no es de extrañar que aparezcan homenajes al gran exponente de las letras españolas y a su obra, como hace el escritor Julio Llamazares en ‘El Viaje de Don Quijote’. En un libro que recuerda obras del siglo pasado, Llamazares parte de Madrid destino Barcelona, pasando antes por Sierra Morena, La Mancha o Zaragoza, siempre de la mano del hidalgo Quijote.

Otro clásico que nunca falla es el Capitán Alatriste. El personaje de Arturo Pérez Reverte vuelve a las librerías, pero en esta ocasión no con nuevas aventuras. Lo hace con ‘Todo Alatriste’, un volumen que recoge las siete novelas de la serie: ‘El Capitán Alatriste’, ‘Limpieza de Sangre’, ‘El Sol de Breda’, ‘El oro del Rey’, ‘El Caballero del jubón amarillo’, ‘Corsarios de Levante’ y ‘El puente de los asesinos’. En esta edición especial Pérez Reverte incluye un prólogo donde repasa la vida y las andanzas de su personaje.

Isabel Abenia firma ‘Erik el Godo’, una novela ambientada en la Zaragoza de mediados del siglo VII, durante la época visigoda, una de las grandes lagunas de la literatura española.

Mucho menos originales son los músicos reconvertidos en escritores. El último ejemplo, el vocalista y compositor de IZAL, Mikel Izal, que debuta en el mundo de la literatura con ‘Los seres que me llenan’, una serie de 24 relatos ilustrados por David de las Heras.

Finalmente, hay que hablar de ‘Dispara a la Luna’, novela ganadora del Premio Azorín 2016, que supone el regreso de Lola MacHor, el personaje de Reyes Calderón. En esta ocasión Lola deberá hacer frente al secuestro de su amigo Juan Iturri, inspector de la Interpol en Lyon, en una obra que no decepcionará a sus más fieles seguidores.

La literatura española está en plena forma, y títulos como estos confirman esa tendencia positiva.

 

 

 

Guardar

Guardar

Guardar